12 de septiembre de 2008

La Balada de Beren y Luthien, parte I

Os voy a aburrir con una balada tolkiana, en mi opinion la más famaso y la que más se ha estudiado sobre este autor, a parte del señor de los anillos...y la más larga si, también, pero creo que hay que conocerla, y aunque no os suenan los nombres ni los reinos, no os preocupeis, solo echadle imaginación; haré un pequeño resumen, si os gusta... otro día sigo con la historía, si no, pues me llevo un par de collejas, y la leere yo solito!

Se ha dicho que Barahir se negó a abandonar Dorthonion y que allí Morgth [primer señor oscuro] lo persiguió a muerte, hasta que por fin solo quedaron con él 12 compañeros. Ahora bien, el bosque de Dorthonion no tenía senderos y era una tierra indómita, pues nadie había vivido allí. Allí se retiraron los hombres de Barahir e hicieron su guarida. Pero el rumor de los hechos de Barahir llegaron lejos y ordenó a Sauron que los encontrara y destruyera.

Entre los compañeros de Barahir, estaba Gorlim, que había perdido a su esposa, Eilienl, que la creía cutiva por Sauron. A veces partía solo y en secreto a su casa y esto lo sabían los siervos de Morgoth. Un día llegó a su casa y le pareció ver una luz en la ventana. Allí vio a Eilienel, con la cara devastada por el dolor y el hambre, que se lamentaba de que él la hubiera abandonado. Cuando la llamó a grandes voces, la luz se apagó en el viento, y los lobos de Sauron lo atraparon.

Fue llevado al campamento y torturado, pero Gorlim nada dijo sobre el escondite; entonces lo condujeron ante Sauron y este le dijo: -Me entero ahora de que estas dispuesto a hacer trato conmigo ¿cual es tu precio? Gorlim respondio que le pusierán en libertad junto a su esposa. Sauron sonrió diciendo: -Pequeño precio para tan alta traición. ¡Así será! ¡HABLA!- y una vez que Gorlim contó el secreto, Sauron le dijo que Einiel estaba muerta: - No obstante, accederé a tu ruego e irás a su encuentro.- y ordenó darle una muerte cruel.

Los orcos, acercandose en las horas silenciosas antes del alba, dieron muerte a los hombres de Barahir, salvo a uno, que realizaba una misión de espionaje lejos de Dorthonion, este era Beren, hijo de Barahir. Cuando Beren regresó, las aves carroñeras levantaron el vuelo graznando burlonas, allí sepultó a su padre y juró venganza. Persiguó al grupo de Orcos y dio con el campamento esa noche, saltó desde una roca y mató al capitán, recuperando el anillo de Felangud, señor de los Elfos que entrego antaño a Barahir, y que el capitan orco había arrancado para mostrárselo a Sauron.

Cuatro años erró Beren por Dorthonion, como proscrito solitario, no temía la muerte, solo el cautiverio, y sus hazañas tubieron renombre por toda Beleriand y sus hazañas llegarón a Doriath, donde vivía el rey Elfo Thingol. Morgoth puso a su cabeza un precio mayor que el de Fingon, Rey de los Noldor, pero los orcos huían cuando oían que andaba cerca. Pero todas las criaturas huían de él, y el bosque se inundó de licantropos y bestias que lo buscaban, por lo que dicidió huir hacia el sur. Duro y largo fue su viaje, tuvo que enfrentarse a las arañas de Ungoliant, hasta que llegó tambaleándose a la frontera del reino de Doriath, pero errando en los bosques de Neldoreth encontro a Luthien, Hija del rey Thingol y Melian, a la hora del atardecer al elevarse la luna, mientras ella bailaba, entonces olvidó todo dolor y cayó en un encantamiento, porque Luthien era la más hermasa de todas las criaturas. Pero ella desapareció de súbito y el se quedó sin voz; y mucho tiempo andó buscándola llamándola en su corazon Tinuviel, que significa Ruiseñor.

En la víspera de la primaverá Luthien bailó en la colina verde, y Beren al verla gritó a voces, ¡Tinuviel! ella se detuvo, pero no huyó, y cuando Luthien lo miró, la mano del destino cayó sobre ella, y lo amó. Y siguieron viéndose en el bosque durante varios días. Pero Daeron, el bardo, también amaba a Luthien, y este los denunció a Thingol, quien amaba a su hija por encima de cualquier criatura, mientras que a los hombres no los tomaba ni como sirvientes, y se llenó de enojo. Mandó capturar a Beren y lo llamó a su presencia.

Thingol miro a Beren con enfado y desprecio: ¿quien eres? preguntó el Rey, pero Beren atemorizado por el resplandor del rey guardó silencio. -Él es Beren, hijo de Barahir, señor de los hombres, poderoso enemigo de Morgoth, sus hazañas se cantan entre los hombres!- dijo Luthien
-¡Que sea Beren quien hable! ¿que quieres desdichado mortal? ¿y cómo te atreves a atravesar mi reino, estando prohibido a tus iguales? dame una razón por la que no castigarte
Beren levantó la cabeza y dijo: El destino, oh rey, me condujo aquí enfrentándome a peligros que pocos elfos afrontarian, y encontré, lo que no buscaba, pero que ahora quiero tener para siempre, porque está por encima de oro y plata y ninguna joya la iguala, ni el fuego ni la roca ni los poderes de Morgoth ni el de los elfos me separarán del tesoro de mis deseos, porque Luthien, tu hija, es la más bella de las criaturas.

Un silencio se hizo en la sala, pensando que el rey daría muerte a Beren por sus palabras, Thingol habló con lentitud:
-con esas palabras te has ganado la muerte, y la muerte encontrarías si no hubiera echo un juramento. Mortal de bajo nacimiento, que te arrastras como los espias de Morgoth

Bueno no os asusteís aquí lo dejo, pero iba seguir eeee!jejeje si querías más solo hay que pedirlo, y si no pues os comprais el silmarillion!

5 comentarios:

Amenophis dijo...

Sigue, sigue, sigue!!!! Aunque yo ya me se la historia, pues me he leido el Silmarillion...

Me parece la historia más bonita de ese libro, y es nombrada varias veces en el Señor de los Anillos, pues Bren y Luthien son considerados de los más grandes héroes de la Antigüedad. Pronto JimoOo nos sacará de dudas de porqué.

Bra'tac dijo...

JArlll, que intriga. Esto lo stas copy paste del silmarillon o es un resumen de tu propio puño? me gusta, continuas

JiMoOo dijo...

mmmm copy paste??? no se si esta online por ahi, y tampoc me hiba a poner a escanear.

lo he escrito de puño y letra, para resarcirme de me ausencia estos dias, y pq le e dao a la vista previa qe si no seguia y seguia...

Andrómaca dijo...

I love Tolkien.

Qué más puedo decir. El Silmarillion es una obra tan extensa, tan compleja, que se pueden extraer mil y un mitos diferentes, aunque el de Beren y Luthien es uno de los más hermosos.

Me alegra ver que has traído un trocito de Tolkien hasta este blog. Yo, encantada de leer cualquier cosa relacionada con el maestro de Oxford.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Soy adicta de Tolkien y la historia de Beren y Luthien siemore me ha parecido MARAVILLOSA y triste. Gracias por dedicar tiempo a escribirla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...