3 de enero de 2009

Beorn y los beórnidas


Beorn es un personaje de Tolkien que aparece por primera vez en El Hobbit (ONP), concretamente en el Capítulo 7: Extraños aposentos. Se trata de un Cambia-pieles, no de un peletero como Bilbo pensó en principio y por lo que recibió un reprimenda de Gándalf, sino que "cambia de piel: unas veces es un enorme oso negro, otras un hombre vigoroso y corpulento de pelo oscuro, con grades brazos y luenga barba." Vive entre las Montañas Nubladas y El Bosque Negro, en la margen oeste del río Anduín, junto a un gran peñasco de piedra oscura que sobresale y que es conocida como La Carroca.

Tiene un temperamento fuerte y puede ser terrible cuando se enfada, cosa que puede ocurrir con cierta facilidad. Pero es bondadoso y ayuda mucho a quienes se lo merecen, aunque no es muy amigo de las visitas, pues prefiere la compañía de los animales a quienes cuida y cria y ellos le sirven. Por medio de la astucia de Gándalf, él, Bilbo y los enanos pueden pasar un tiempo en su casa y recuperarse y tomar provisiones para cruzar el Bosque Negro camino de su destino.

Aparte de esto, Beorn tiene otro papel importante en la Batalla de los Cinco Ejércitos. Pues aparece en el momento preciso en su forma de oso y carga contra la guardia real de Bolgo, rey de los Trasgos y acaba con él y gran número de sus secuaces. Despues de esto no vuelve casi a ser nombrado en la obra de Tolkien, limitandose a saberse de él y de sus descendientes, los beórnidas, que fueron dignos defensores de aquella zona y que evitaron durante las épocas de guerra contra el mal que este invadiera esas zonas.

Por cierto, que en los mentideros de la red cobra fuerza el rumor de que Russell Crowe podría interpretar a Beorn en la película que se está preparando.

Interpretación

La inspiración de Tolkien en un Berserker es bastante clara al crear a Beorn. Los berserkers eran guerreros de la cultura nórdica. Combatían semidesnudos y con una rabia increible, una furia tal que se decía que se transformaban en animales, sobre todo lobos y osos. De hecho la poca ropa que llevaban a la batalla solía ser pieles de estos animales para asustar aún más a sus enemisgos.

Eran muy apreciados como guerreros en aquella época, aunque atacaban sin pensar y con locura, con ellos no cabía estrategia posible. Además esta locura estaba claramente provocada por alucinógenos.

Un ejemplo claro de Berserker que aparece en el cine son los malos de El Guerrero Nº13.

4 comentarios:

tempano dijo...

Como dije, a ver si lo saben adaptar y captar la esencia... Recuerdo el estado berserker del gacho de la pelicula "Erik el vikingo" que le daba la vena y se cargaba una caseta con la cabeza XD

En el Gears of War son hembras, las bersekers, carecen de vision pero el oido lo tienen ultra desarrollado y evidentemente un toque te mata.

Bra'tac dijo...

pero sin q les salga espuma por la boca, no?

Maeglin dijo...

El caracter de Beorn en el hobbit está muy impregnado que en las narraciones de cuentos y fabulas infantiles se da al OSO: nobleza, fuerza y tosquedad de maneras aunque no de intenciones.
Los Cambia pieles son un pilar muy fuerte en el argumento de otra obra literaria fantástica: CANCION DE HIELO Y FUEGO de G.R.R. MARTIN.

Bigotito dijo...

Pos es muy interesante la entrada esta....XD. Saludos, pasate pronto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...